Lo mejor del tenis en 2019: Nadal y la tríada legendaria

Rafael Nadal ha vivido uno de sus mejores años como tenista profesional
Rafael Nadal | Fuente: shutterstock
in , ,

El manacorí ha vuelto a dominar en un año con Djokovic y Federer completando la cima

Cada vez que se habla de Don Rafael Nadal Parera se deben rendir todo tipo de tributos. Desde que empuñó su primera raqueta a los tres años, el de Manacor ha ido evolucionando de una forma bestial. Cada temporada el jugador español ha ido progresando y perfeccionando su tenis, con el objetivo de mantenerse en la cúspide. Actualmente, con 33 años, Nadal es número uno del mundo y sigue asombrando a todos.

Duro comienzo

El inicio de 2019 para Nadal no fue fácil. El manacorí sabía que su temporada iba a tener menos torneos debido a su limitación por posibles problemas físicos. Comenzó el año disputando el Open de Australia donde, para su sorpresa, alcanzó la final. Allí sucumbió de forma clara ante Novak Djokovic. A finales de febrero, Nadal cayó en segunda ronda del ATP 500 de Acapulco ante el controvertido Nick Kyrgios. Ya en marzo, Rafa se tuvo que retirar en las semifinales del primer Masters 1000 del año (Indian Wells). Saltándose Miami, Nadal esperó a mediados de abril para participar en Montecarlo donde ha campeonado hasta 11 veces; esta vez cayó ante Fognini en semifinales. 

En Barcelona, en el Conde de Godó, de nuevo Nadal se quedó a las puertas de la final tras perder ante Thiem. En Madrid, contra Tsitsipas, volvió a saborear por cuarta vez la derrota en semifinales. Pasaban los torneos y el español seguía sin encontrar ese punto que le llevase directo a la última ronda. Nadal es todo un titán en las finales, pero solo había podido disputar una en seis campeonatos. Pero, a pesar de todos los contratiempos, Rafa es capaz de cualquier cosa y esta adversidad consiguió revertirla como mejor sabe. 

@ATPTour_ES

Transformación de mayo a septiembre

El manacorí evolucionó a una versión superior y comenzó su escalada hacia el trono mundial. Situado en la segunda posición, Nadal tenía como objetivo mantenerse sano y acabar el año en lo más alto. Su primer título llegó en Roma tras vencer en una apasionante final a su rival directo: Novak Djokovic. Este premio le sirvió para afrontar su torneo fetiche con la mejor de las mentalidades. Nadal llegó a Roland Garros dispuesto a seguir sumando puntos y a conquistar su duodécima ‘Copa de los Mosqueteros’. Tras vencer en siete encuentros, perdiendo solo dos sets, y derrotando en las semis a Federer y en la Final a Thiem, Rafael Nadal volvió a conquistar a toda la ‘ciudad del amor’. 

Un mes después de su primer Grand Slam del año (y su segundo título), Rafa viajó a Londres para disputar su torneo favorito. Wimbledon es especial para él, y eso que solo ha vencido allí en dos ocasiones. Tras vencer en los cinco primeros choques de forma contundente y trabajada, Nadal se cruzó en semis con su máximo rival y el ‘Rey de la hierba’. Federer clamó venganza por lo ocurrido en París y dejó fuera al español con una gran exhibición tenística. La racha del de Manacor se había cortado, pero ni mucho menos se vino abajo.

En el mejor momento de la temporada, Rafa llegó a Montreal con una confianza plena en sí mismo. Sufriendo en cuartos ante Fognini, Nadal alcanzó la final y barrió por completo a Daniil Medvedev. Tercer título en las vitrinas y a pensar en el último Grand Slam de la temporada. Estados Unidos (US Open) presenciaría una versión aniquiladora del español. Nadie era capaz de acabar con él, y en la final Medvedev volvería a toparse en su camino. Allí, el ruso plantó una tremenda batalla en la que ambos tenistas dejarían una final para el recuerdo. Finalmente, tras cinco sets, un ejercicio de superación, y una demostración de fortaleza mental y física, Nadal conquistó su cuarto título del año (19º Grand Slam de su carrera).

En definitiva, en menos de cinco meses, Nadal alcanzó las 27 victorias en 28 partidos, y los cuatro títulos en cinco torneos. Todo esto le sumó 6.720 puntos a su casillero que le permitieron poner el número uno mundial al rojo vivo. 

@ATPTour_ES

Último bache

La temporada siguió avanzando para el español y las malas noticias volvieron a llegar. Rafa, tras saltarse Cincinnati y Shanghái, tuvo que abandonar en semifinales el último Masters 1000 del año (París) por un desgarro abdominal. La salud era lo que más le importaba al manacorí, y su presencia en el ‘Torneo de los maestros’ estaba en duda. Finalmente, tras una semana de descanso, Nadal llegó a tiempo y pudo disputarlo. Allí, en el Round Robin, consiguió dos victorias y una derrota. El partido perdido ante Zverev le condenó y le dejó fuera de la pelea por el único gran título que le falta en sus vitrinas. A pesar de ello, tras las victorias obtenidas y la debacle de Djokovic, Nadal volvió a ser el número uno del mundo.

Coronación nacional

El inicio de la nueva Copa Davis tuvo como principal atracción la presencia de Rafael Nadal con el combinado hispano. Liderando a la armada española, Nadal resultó ser el jugador crucial en todos los enfrentamientos de su equipo. En la primera eliminatoria, el manacorí venció a Khachanov y puso el 1-1 tras la derrota de Bautista. Ante Croacia, Rafa ganó su partido de individuales y el dobles junto a Granollers.

Ya en las fases decisivas, Nadal fue aún más determinante. En cuartos ante Argentina, con España 0-1 abajo, el número uno fue clave en la remontada tras vencer a Schwartzman y en dobles con Granollers. Contra Gran Bretaña en semifinales, tras la derrota de Feliciano ante Edmund, la historia volvió a repetirse y de nuevo Nadal tuvo que vestirse de héroe. El de Manacor venció a Evans y en dobles luchó junto a ‘Feli’ para darle el pase a la final a España. Ya en la última ronda ante Canadá, con el triunfo del aclamado Bautista, Rafa tenía que vencer a Shapovalov para coronar a su selección. Nadal no aflojó y volvió a demostrar su mejor tenis para poner en pie a la Caja Mágica y darle la sexta ensaladera al combinado español.

@ESPNtenis

Año excelso

Con 5 trofeos, un tenis sublime, y una racha imparable, el 2019 de Rafael Nadal ha sido para enmarcar. Además, hay dos estadísticas que encumbran aún más su año. En primer lugar, el español acumula 29 partidos consecutivos venciendo en Copa Davis (solo ha perdido uno y fue en su debut). En segundo lugar, Nadal lleva 766 semanas entre los diez mejores tenistas del mundo, y está a solo 21 semanas de igualar el récord histórico (lo mantiene Jimmy Connors con 787).

Tríada histórica

Junto a la legendaria figura del mallorquín siguen brillando y luciéndose sus dos grandes rivales y aliados. Roger Federer y Novak Djokovic componen junto a Nadal una tríada histórica en el mundo del tenis. Los tres deportistas siguen ocupando la cima del tenis mundial, sin permitir que las futuras generaciones consigan derrocarlos. Con 103 títulos (20 Grand Slams) Federer lidera la clasificación seguido por Rada con 84 (19 GS), y la cierra Djokovic con 77 (16 GS). 

A pesar del número total de títulos, y que Djokovic haya sido el que más ha conseguido (5) en 2019, la clasificación mundial es distinta. Rafa Nadal encabeza el ranking ATP con 9.985 puntos, seguido por el serbio con 9.145. El podio lo cierra Roger con 6.590. En definitiva, estas tres leyendas han vuelto a dominar un año más el circuito profesional. Habrá que esperar para ver si, en 2020, el dominio de la tríada se mantiene o las nuevas generaciones consiguen hacerse un hueco en el olimpo del tenis. 

Categorías

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Jornada 21 de la Tercera División: previa del encuentro Teruel – CD Cuarte

Previa del partido: El Álamo – AD Torrejón CF