Una inflación insostenible

mercadodefichajes
Neymar, el fichaje más caro de la historia del fútbol | Fuente: wikipedia
in

El mundo del fútbol no deja de perder la cabeza año tras año

La inflación consiste en ese proceso económico en el que se incrementa excesivamente un precio, debido al desequilibrio que pueda surgir entre la producción y la demanda. Esto lo que genera es que ciertos elementos se devalúan y otros sigan aumentando su valor de forma desorbitada.

Actualmente, y por desgracia para los amantes de este deporte, el fútbol lleva viviendo esta situación varios años. Desde la llegada de Cristiano Ronaldo al Real Madrid, el precio de los jugadores ha ido aumentando de forma desproporcionada. El portugués era todo un diamante en bruto que terminó convirtiéndose en estrella pero, ¿era necesario pagar 90 millones por él? Visto lo visto actualmente, y analizando el rendimiento que tuvo en el club blanco, el fichaje del luso fue una ganga. Más adelante, en la segunda etapa de Florentino, junto con Cristiano fichó a Kaká por 65 millones y a Benzema por 35. De esta forma realizó uno de los mayores gastos hasta el momento.

Hasta esa fecha, el jugador más caro había sido Zinedine Zidane en 2001, también comprado por el Real Madrid. En esa época, fue un precio demasiado elevado (77,5), pero nuevamente la apuesta le salió redonda a los de Chamartín. Un año antes, Florentino fichó a Figo por 60,1 millones, reventando por primera vez el mercado.

mercadodefichajes
CR9 y Kaká | Fuente: wikipedia

Con el paso de los años, la inflación se ha ido introduciendo en el mundo del fútbol hasta llegar a apoderarse de este. En el mismo año del fichaje de Cristiano, fue el Barcelona quien compró a Ibrahimovic por 59 millones. Aún no se apreciaban claros síntomas de todo lo que iba a ocurrir.

Año 2013

Este momento fue uno de los claves para esta evolución, ya que fueron produciéndose con mayor frecuencia estos desembolsos desorbitados. Cavani, Falcao y Neymar fueron los tres protagonistas. Los dos primeros no superaron los 65 millones de euros, pero aun así las cifras en ese momento eran excesivas.

Sin embargo, el escándalo saltó con la compra del Barça al Santos de Neymar. Un precio que el club catalán afirmó haber sido por 57 millones, para luego rectificar y anunciar 88 millones. A pesar de ello nunca dijeron la verdad, ya que el crack brasileño les costó unos 205 millones. Una auténtica locura que exaltaría al mundo del fútbol. Cualquier fichaje hasta esa fecha había salido barato en comparación con el importe del paulista.

Inflación confirmada: año 2017

La locura se seguía apreciando con la compra del City por el joven De Bruyne por 74 millones en 2015, y las de Higuaín y Pogba por 90 y 105 respectivamente en 2016.

Finalmente, la inflación se vio ratificada en 2017. Se produjeron ciertos movimientos que superaron los 50 millones y que marcaron un antes y un después. Mendy fichó por el City por 58 millones y causando la incredulidad en Inglaterra. Morata pasó a ser el fichaje más caro de un jugador español cuando lo compró el Chelsea por 65. Lukaku fue vendido al United por 85, el mismo precio del defensa más caro en ese momento: Virgil Van Dijk. El mercado inglés estaba estallando.

Aunque sin duda, los dos traspasos más destacados de ese año son el de Dembélé al Barça por 125 millones, y el de Neymar al PSG por 222. Con ese precio, el fichaje del PSG se convirtió en el más caro de la historia; lugar que sigue ocupando hoy en día.

mercadodefichajes
Kylian Mbappé | Fuente: flickr

En el año 2018, la locura continuaba manteniéndose y se seguían sucediendo movimientos totalmente exagerados.

El Bilbao lograba unos ingresos de récord al vender a Laporte al City por 65 millones y a Kepa al Chelsea por 80 (convirtiéndose en el portero más caro de la historia). El Liverpool fichó al poco conocido Naby Keita por 60. Mahrez recalaba en Manchester por 68 ‘kilos‘. Lemar llegaba al Atlético por 70 millones…

Todos estos traspasos fueron algunos de los que se sucedieron en aquel momento. Pero sin duda, tres ventas predominaron por encima de todos.

-Cristiano Ronaldo: tras 10 temporadas, el astro portugués abandonaba las filas blancas para fichar por la Juventus. Tras una serie de problemas con Florentino, CR7 dejó el Bernabéu para vestir la camiseta bianconera. El precio fue de 100 millones, algo que para muchos aficionados resultó muy barato.

-Coutinho: el F.C. Barcelona volvió a realizar un gran gasto tras la compra de Dembélé. El club blaugrana pagó en invierno 135 millones al Liverpool por el brasileño. En total invirtió 260 millones por dos jugadores, algo que aún sigue sorprendiendo.

-Kylian Mbappé: el club parisino fue el más inteligente del mercado. Fichó a la joya francesa por 180 millones, y ya ha justificado su precio. Aun así, no debería permitirse pagar tales cifras por los futbolistas. Junto con el fichaje anterior de Neymar, el equipo francés gasto 402 millones en un año.

mercadodefichajes
Joao Félix | fuente: @atleti

Año 2019: continúa el problema

Actualmente, el mercado de fichajes sigue con su trastorno habitual. No cesan las ofertas y las compras de diferentes futbolistas por unas cantidades desmesuradas. El último en mostrar esta tendencia ha sido la adquisición del joven portugués Joao Félix. El delantero ha sido comprado por 127 millones de euros por el Atlético de Madrid.

En este verano, se han producido otros fichajes abultados. Antoine Griezmann ha llegado al F.C. Barcelona por 120 millones, a falta de unos posibles 80 que siguen en el aire. El Real Madrid se ha hecho con los servicios de Eden Hazard por 100 millones de euros.

Por último, destaca también la tríada de centrales que han sido vendidos. Maguire ha llegado al United tras pagar 88 millones, De Ligt a la Juve por 85,5, y Lucas al Bayern por 80.

Reflexión obligatoria

Analizando todo lo ocurrido, es obligatorio que todos los clubes se paren a pensar en la situación sobre la que se encuentran. Si esto sigue así, el mundo del fútbol seguirá viéndose empañado. El precio de ciertos jugadores seguirá inflándose y yéndose por las nubes, y esto hará que cada vez la locura aumente más y más.

PSG, Barcelona, City y Real Madrid son los principales causantes de este desequilibrio. Junto a estos se están uniendo clubes como el United, Atlético de Madrid, Juventus, y Bayern.

Todos ellos son los equipos más prestigiosos del mundo, pero no muestran el ejemplo que realmente deberían dar. Es momento de frenar, observar el panorama y recapacitar. Aún están a tiempo de poder detener este trastorno y ponerle fin. Si todo esto sigue así, el fútbol terminará por convertirse del todo en un negocio en el que lo que menos importe sean los aficionados y el espectáculo.

Categorías

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Encuesta La Liga Santander

mejor once

¿Qué jugadores componen el mejor once actual?