Análisis del clásico: Real Madrid 2-0 Barça

Victoria del Real Madrid en el segundo clásico liguero por 2-0 ante el Barça con goles de Vinícius Jr y Mariano
Casemiro | Fuente: @SANGREXENEIZE
in ,

Zidane le gana a Setién una batalla de dos asaltos dispares

Después de 90 minutos trepidantes, el Real Madrid recuperó el liderato tras doblegar al F.C. Barcelona en un clásico dividido en dos asaltos completamente distintos. A pesar del mal momento de ambos, el partido resultó brindar un bonito enfrentamiento entre los dos mejores equipos del fútbol español.

Alineaciones

Tanto Zinedine Zidane como Quique Setién sorprendieron en sus onces iniciales. En primer lugar, el técnico francés le dio la titularidad a un Marcelo que le ganaba por sorpresa la partida a Mendy. Siendo consciente de la importancia del triunfo, Zidane apostó por la incisión ofensiva del brasileño a pesar de sus problemas en defensa. Además, Kroos volvía a dirigir la maquinaria blanca tras su sorprendente ausencia ante el City. En el bando culé, Jordi Alba hacía acto de presencia en el once tras una recuperación milagrosa. Dentro de lo llamativo, Arturo Vidal dejaba en la banca a Rakitic y anulaba la supuesta titularidad de Braithwaite.

Primer periodo

El ritmo inicial fue muy pausado, mostrando a dos conjuntos estáticos y especulativos. El Barça decidió tomar el control del esférico con posesiones largas de alto riesgo. Mientras tanto, la idea blanca era esperar el fallo rival y buscar herirle por la vía del contraataque. Por este método Kroos erró y Marcelo no encontró a Isco en la jugada más clara hasta el momento para los locales. Con el transcurso de los minutos, el Barça fue aumentando la velocidad en el juego y Griezmann emuló a Kroos con un fallo bastante claro.

Con tanto movimiento tras pase, el ataque blaugrana comenzó a encontrar las primeras grietas en la defensa blanca. Fue Messi el primero en hallar el hueco entre Ramos y Varane, pero su disparo fue repelido por Thibaut Courtois. El Barça seguía amenazando la meta rival mientras que el Real Madrid se apagaba en los últimos metros con las ideas de Vinícius. Pasada la media hora de encuentro, Arthur rompió en velocidad a Kroos pero no pudo superar al guardameta belga en la ocasión más clara para los culés. El partido terminó yéndose al descanso con un eficaz control de los visitantes.

@MovistarFutbol

Segunda mitad

Tras el paso por vestuarios, el choque retomó la dinámica lenta del inicio. Sin embargo, un vuelo de Ter Stegen a disparo de Isco despertó a los locales. Del minuto 55 al 70, el Barça mantuvo la salida de balón característica de Setién con una asfixiante presión blanca. Después de lo visto en la primera mitad, Zidane cambió la idea y ordenó a sus futbolistas dar un paso hacia delante con una clara presión hombre a hombre. Esta variación dinamitó un duelo que Vinícius (con la ayuda de Piqué) se encargó de desequilibrar tras un tremendo pase de Toni Kroos que rompió la última línea blaugrana.

Justo antes del 1-0, Setién había movido ficha sacando del terreno de juego a un desquiciado Arturo Vidal para dar entrada a Martin Braithwaite. El delantero danés pudo adelantar al Barça nada más pisar el césped, pero de nuevo un inmenso Courtois frustró el ataque rival. A falta de 15 minutos, Marcelo se desató con un corte decisivo a un mano a mano de Messi con el que medio barcelonismo ya cantaba gol. El brasileño culminó su buen partido con una jugada decisiva. Después de que el Barça no estuviera preciso en el último pase, llegó la locura local con el tanto definitivo de Mariano a los 40 segundos de haber pisado el verde del Bernabéu. El delantero dominicano se reivindicó con una actitud digna de elogio. Finalmente, el combate se lo llevó el Madrid después de noquear a su rival en el segundo asalto. 

Aspectos claves

A la hora de analizar el triunfo madridista, es imposible no destacar las intervenciones de Courtois, unidas a la contundencia de Casemiro, el control de Kroos, la pausa y el talento de Isco, y el liderazgo del joven Vinícius. Estos futbolistas abanderaron un triunfo en el que Valverde y Carvajal se desquitaron de su mal choque europeo, y donde Benzema realizó un trabajo encubierto a la vez que extraordinario.

A todos ellos se les unió la escueta pero formidable participación de un Mariano Díaz que dio todo un ejemplo de profesionalidad. Cuando cualquier otro futbolista hubiese mostrado síntomas de dejadez o incluso se hubiese negado a entrar a falta de dos minutos para el final, el delantero se ganó el respeto de todos. Su única intervención fue determinante, tras anotar el gol que decretó la victoria de su equipo. Este le sirvió para reivindicarse y recibir todo tipo de halagos de parte de todo el mundo del fútbol. 

@MovistarFutbol

Zidane derrota a Setién

En la contienda de los banquillos, Zinedine Zidane le ganó la partida a Setién. El francés supo leer a la perfección el guion de un partido que tenía cuesta arriba. Después de un primer planteamiento erróneo, la modificación de la presión en el segundo periodo cambió por completo el argumento del encuentro. Después de permitir el control visitante, el Real Madrid empezó a apretar al hombre, consiguiendo errores constantes en la salida de balón culé. Con esta avanzadilla, los locales consiguieron aglutinar una sucesión de ocasiones constantes que les llevó directos hacia el triunfo.

En el otro bando, el entrenador cántabro no estuvo a la altura de la cita. Con la precipitada alineación de Jordi Alba destacó la presencia de un errático y hundido Arturo Vidal. Setién no reaccionó hasta encajar el 1-0. Sus obligados cambios no modificaron un partido que fueron perdiendo según pasaban los minutos. Fiel a su idea, los fallos en la salida de balón motivaron a un Madrid que los aprovechó para llenar por completo su depósito. A modo de conclusión, el Barça perdió la oportunidad de abrir una gran brecha en la tabla y de hundir a su eterno rival. 

El crack

A pesar del gol y el peligro que llevaba siempre Vinícius, y de las decisivas paradas de Courtois, el hombre del partido fue Casemiro. El centrocampista brasileño mantuvo el orden y la cordura de los blancos en todo momento. Su permanente trabajo tapado brilló más que nunca con un brutal despliegue físico. Dentro de su esfuerzo constante destacó su función opresora sobre Lionel Messi. Casemiro anuló por completo al argentino, llegando a desdibujarle del mapa. Por mucho que lo intentara, el 10 culé no paraba de chocarse contra el muro carioca. Con este, para sorpresa de muchos, ya son cinco clásicos y tres años los que Messi acumula sin marcar la diferencia en un Real Madrid-Barça. En este dato, al margen de la desmotivación que genera la ausencia de Cristiano Ronaldo, influye mucho la presencia y el trabajo de Carlos Henrique Casemiro.

Categorías

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Inter-Getafe y Sevilla-Roma en los octavos de final de la UEL

Sorteo de octavos de final de la Europa League: Inter-Getafe y Sevilla-Roma

Arranca en Marbella la temporada 2020 del World Padel Tour

Semana de estrenos en el World Padel Tour