The Last Dance: el peso trascendental de los actores secundarios

La importancia de los actores secundarios en los Chicago Bulls
The Last Dance | Fuente: @lacatedral_lcd
in ,

El documental refleja con brillantes destellos la importancia de las distintas piezas

La esencia del triunfo que alcance The Last Dance se debe en gran parte al detenido homenaje realizado a varios de los actores secundarios más determinantes. El éxito que alcanzaron Michael Jordan y los Chicago Bulls no hubiera sido tal si no llegan a haber contado con todas y cada una de las piezas que se mencionarán a continuación.

Como en todo equipo que alcanza la máxima grandeza, la unión y la aparición de hombres en la sombra terminan siendo fundamentales. Los siguientes actores secundarios desempeñaron un papel fundamental y escribieron unas escuetas líneas en la historia de la franquicia de Illinois.

El señor de los anillos

Dos anillos con los Knicks como jugador, seis con los Bulls y cinco con los Lakers como entrenador… Con un total de 13 anillos de campeón de la NBA, Phil Jackson llegó a los Chicago Bulls en 1987 de la mano de Jerry Krause (general manager) para ayudar desde el banquillo a Doug Collins. El exjugador de los Sixers estuvo al mando desde 1986 hasta 1989. Tras su marcha, Jackson tomó el relevo e inició un reinado casi imparable.

Poniendo en práctica el famoso triángulo ofensivo que aprendió de Tex Winter, los Bulls comenzaron a maravillar a la NBA. Tras un primer año tedioso, el linaje comenzó en 1991 siendo liderados por Michael Jordan. Entraron de lleno en la historia al ser el primer equipo en conseguir tres títulos consecutivos.

Jordan se retiró dos temporadas y los Bulls comenzaron una dura sequía. El 23 volvió en la temporada 1994-1995 y volvieron a conquistar otros tres campeonatos seguidos. A pesar del peso y la importancia de Michael, Phil Jackson demostró sus facultades sabiendo dirigir y gestionar una plantilla con más de un problema interno.

Triple de John Paxson vs Phoenix Suns

De Paxson a Kerr

Como bien se refleja en The Last Dance, los Chicago Bulls hicieron historia en dos épocas concretas. En primer lugar, de 1991 a 1993, y luego de 1995 a 1998. En esos tres primeros años, los de Illinois arrancaron su dinastía tras vencer a los Lakers, los Blazers, y los Suns. El valor de los actores secundarios aumentó cuando, ante Phoenix, el pistolero John Paxson desató su determinación con un triple que le concedió el tercer anillo consecutivo a los Bulls.

En la siguiente campaña, Paxson la afrontó con la intención de despedirse de la NBA dejando su legado a un joven de 23 años. John intentó inculcarle los mejores valores posibles a un excelso trabajador como Steve Kerr. El actual entrenador de los Warriors tomó el testigo de Paxson, y se enfrentó cara a cara al mismísimo Michael Jordan en el regreso del 23. Arregladas sus diferencias, Kerr emuló a su maestro y anotó un triple crucial en el sexto partido ante Utah Jazz, en lo que supuso el quinto anillo para los de Chicago.

La posición, la osadía, el acierto, el momento, la confianza de Jordan… Los dos jugadores vivieron experiencias deportivas similares, y siempre serán recordados con mucho cariño en todo el estado de Illinois.

Triple de Steve Kerr vs Utah Jazz

La controversia con Horace Grant

Al contrario de lo que ocurrió con Rodman, Horace Grant pasó de ser querido a ser odiado en Chicago. El ala-pívot fue elegido por los Bulls en la décima posición del Draft de 1987. De forma rápida se convirtió en la pareja de baile de Scottie Pippen, y fue una pieza fundamental en la consecución de los tres primeros anillos. 

En 1994, Grant se marchó a los Orlando Magic y comenzó una animadversión creciente entre él y todo el entorno de los de Chicago. Mientras que los Bulls suplieron su baja a la perfección con Dennis Rodman, Horace no alcanzó más éxitos en la NBA. De hecho, hace un par de días rajó contra el documental, diciendo que se habían cortado muchas partes y que el único “chivato” era Michael Jordan.

Kukoc, Wennington, Harper, y compañía

Por último, otros actores secundarios a destacar en esta maravillosa historia fueron esenciales desde la sombra. En primer lugar llegó la superestrella croata Toni Kukoc, al mismo tiempo que Jordan decidió retirarse. El alero rindió a un buen nivel, logró tres anillos, y consiguió promediar 11.6 puntos, 4.2 rebotes y 3.7 asistencias en sus 846 partidos disputados.

En segundo lugar destaca el pívot canadiense Bill Wennington. Desde su llegada en 1985, consiguió mantenerse 13 años en la mejor liga del mundo, y participó en los tres últimos anillos de los Chicago Bulls. Por último destacan hombres claves en la defensa como Luc Longley, Randy Brown, Jud Buechler, o Ron Harper. Este último disputó 1.009 partidos en 15 temporadas, promedió 13.8 puntos, y consiguió cinco anillos (tres con los Bulls y dos con los Lakers).

Categorías

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0
Pippen y Rodman aumentan su valor en 'The Last Dance'

The Last Dance: el valor de Pippen y Rodman

Michael Jordan exhibe su figura en su propio documental

The Last Dance: una oda a Michael Jordan